Publicado: 10 de Diciembre de 2018

La sentencia del Tribunal Supremo 1462/2018 de 3 de octubre de 2018 establece como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al igual que las que provienen de Comunidades Autónomas o Entidades Locales”. Según la Dirección General de Tributos, se interpreta que esta doctrina es igualmente aplicable a las prestaciones por paternidad percibidas de la Seguridad Social. Para la próxima campaña de renta las prestaciones percibidas durante el año 2018 aparecerán como rentas exentas, siendo las retenciones soportadas plenamente deducibles. En cuanto a las prestaciones percibidas en los años 2014 y 2015 los contribuyentes podrán solicitar la rectificación de las declaraciones de IRPF en las que hubiesen incluido tales rentas. Está habilitado un formulario específico en la página de la Agencia Tributaria. En 2019 se habilitará el formulario que permita solicitar las rectificaciones de las declaraciones de los años 2016 y 2017. Tras el conocimiento de la sentencia del Tribunal Supremo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha dejado de practicar retenciones sobre las prestaciones abonadas, por tratarse de rentas exentas.