Publicado: 15 de Marzo de 2018

El plazo de presentación de las declaraciones del IRPF (cualquiera que sea su resultado) y del Impuesto sobre el Patrimonio será el comprendido entre los días 4 de abril y 2 de julio de 2018, ambos inclusive.

No obstante, si el resultado sale a ingresar, la domiciliación bancaria podrá realizarse desde el día 4 de abril hasta el 27 de junio de 2018, ambos inclusive.