Publicado: 4 de Agosto de 2017

Estimados clientes, nos ha parecido interesante informar que el incumplimiento por parte del órgano de administración de una sociedad de la obligación de depositar las cuentas anuales, dentro del mes siguiente a la aprobación de las mismas, da lugar al cierre de su hoja registral, es decir, a que no se inscriban acto o documento alguno de dicha sociedad.
Este cierre registral no es definitivo, se mantiene hasta que se proceda al depósito de las cuentas pendientes o, se acredite, el motivo de la falta de aprobación de las mismas.